viernes, diciembre 30, 2011

reflexiones

Todo el mundo dice: "siempre te defendió" o "siempre te defendí". Pero si preguntas en qué, no saben que decir o dicen chorradas que son insignificantes, para cualquiera, pero cuando no tienes recursos... Cualquier cosa es buena.

Quien empieza una venganza? y mas difícil. Quien decide terminarla?
Sabes porque creo que las amistades deberían ser para siempre?
Para evitar esto.
No creo en los finales felices.
Hasta la muerte es una venganza.

Es mas valiente gritarle a tu propia madre "matame"?. joder que es tu madre.
Quizá la verdad de todo esto reside en el potencial de las mentiras y el engaño. Porque las verdades solo son mentiras bien contadas.
Y los juramentos o promesas son un simple decorado de este mundo que dirigen las mentiras.
También se puede interpretar la verdad con jerarquías o poderes.

Porque las verdades duelen mas según como, cuando y quien las diga.
Como un cuento de hadas.
Un bebe a los 2 años, no entiende del príncipe azul.
Una niña de 10 años sueña con su super príncipe azul.
Una joven de 20 años, tiene esperanzas pero solo porque es lo ultimo que se pierde, de encontrar a su príncipe azul.
Una mujer de 35 años sabe que si príncipe azul se lo comio el dragón.

El Príncipe azul, como la verdad. Según como, cuando y quien la diga duele mas o menos.



2 comentarios:

  1. Rayos X5:10 p. m.

    El suicidio no es más valiente que nada. Es la cobardía más grande, la solucón de los inútiles, los idiotas y los incapaces.
    "Porque las verdades duelen mas según como, cuando y quien las diga."
    Eso es verdad, solo que en esa frase reside tu mentalidad. A ti la verdad te la sopla, lo que te importa es doler, joder, hacer daño. Si te importase la verdad la dirías al saberla y no te la guardarías para usarla luego como un arma, retorciendola para encontrarle el lado más afilado y oscuro.
    "Hasta la muerte es una venganza." Eso también es verdad, como los suicidios por venganza. El problema de eso es que a quien le duele es a quien le importas ¿Te has planteado a quien vas a hacer daño tú? ¿Te has preguntado a quien cojones le importas ya?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:38 p. m.

    Es comprensible, lo mas valiente es quitarse del medio y desaparecer para que los problemas no te toquen, que carguen los demás con ellos que a ti ya te la sopla.

    Parece que donde deberías tener el corazón hay un gran agujero negro, y donde deberías tener la cabeza, hay una gran piedra que solo ve mas allá de sus narices.

    Deberías plantearte que narices escribes porque es todo una sarta de incoherencias y de tonterías.
    Deberías dejar de jugar a hacerte el intelectual.
    Deberías intentar dejar de jugar a ser dios y a elegir a quien puedes manipular y a quien no.
    Deberías dejar de codiciar la vida de los demás y empezar a apreciar a tuya.
    Deberías dejar de intentar ser alguien que no eres.
    Deberías dejar de pensar como un niño de 7 años, "fulanito dijo esto" "fulanito dijo lo otro". ¿que narices te importa?
    Deberías abrir los ojos y ver que pozo estás cavando en derredor.
    Deberías aparcar el orgullo en un cajón y ver "¿en que fallé?", "¿que hice mal?, ¿porqué pasó esto?".
    Deberías pararte a pensar que si tienes los mismos problemas una y otra y otra y otra vez, a lo mejor no son los demás los que tienen el problema, ¿y si eres tu? ¿te lo has planteado? podrías dejar de quejarte de "todo el mundo me dice que, siempre me pasa esto, quiero dejar de cagarla" y actuar.
    Deberías dejar de jugar con los sentimientos de la gente y atacarle con ellos mismos.
    Deberías dejar de usar la pena como tu arma favorita, porque es la que mejor funciona y la que mas resultado te da ¿no?

    Deberías hacer tantas cosas con tu vida...
    pero no lo vas a hacer, ¿por que? porque las gafas de orgullo que llevas puestas son demasiado opacas como para dejarte ver.

    gente como tu es la que quita el color a la vida.

    PD: y todo esto leyendo tu espacio por casualidad, no quiero pensar lo que pensará la gente que te rodea...

    ResponderEliminar